jueves, 28 de octubre de 2010

Poesía bizarra

Mirá que raro

quizás lo somos
-a veces lo pienso-
algo así como una bacteria inteligente.
-a veces lo creo-
en la felicidad
en el éxito recurrente
-y cotidiano-
de expresar nuestra vida
de expresarnos
en un tibio
y fecundo
húmedo y vital
espacio doméstico
hecho secreto
que ocupo
que habito
que duermo
que como
que copulo
ahí
en el seguro espacio
de vaya a saber que culo raro
de vaya a saber que extraño ser
desmesurada criatura
inabarcables e incontenibles
en metros, kilómetros
o quizás en medidas
donde realmente estas no existe
porque no importan
o porque sencillamente
son otra cosa
inhumana
solo un espacio en donde contener emociones infinitas individuales intransferibles

octubre 2008/ jnv1946/j.n.viana

domingo, 17 de octubre de 2010

Imágenes intervenidas




Lo in-finito                                                                                                                                                          foto de autor




Doña Elena.      
Señora del alma      
A mi madre

Reflexiones
mínimas


   Querida buena dama
por si te importa saber...
aún te recuerdo...
mucho.
Además siempre te sueño
siempre.
Y me despierto incómodo
y me preocupo,
hasta que me doy cuenta
que no me duele nada,
que sólo estoy triste.

j.n.viana/2002






En "La vida es sueño", Calderón pregunta y contesta:

"¿Qué es la vida? Un frenesí.
"¿Qué es la vida? Una ilusión,
"una sombra, una ficción,
"y el mayor bien es pequeño:
"que toda la vida es sueño,
"y los sueños, sueños son".


Por su parte Paul Klee, pensaba que el arte no reproduce lo visible, pero hace las cosas visibles. Oscar Wilde,  una pluma preferida, sentía que solamente las personas superficiales no juzgan por las apariencias desde que el mundo y sus misterios están en lo visible y no en lo invisible.  Nuestros ancestros en género y especie, poblaron sus cavernas con imágenes. Y los eternos griegos ya hablaban y creían en  lo que llamaban mímesis o imitación de la realidad. Es decir llanamente, arte. Susan Sontang quiso ir más lejos y nos dejó entre otras reflexiones, que no entrecomillo para no bañar  mi blog en soberbia pero que acredito que son textuales, que las fotografías , que manosean la escala del mundo, son a su vez reducidas, ampliadas, recortadas, retocadas, manipuladas, trucadas. Envejecen, atacadas por las consabidas dolencias de los objetos de papel; desaparecen; se hacen valiosas, y se compran y se venden; se reproducen. Las fotografías, que almacenan el mundo , parecen incitar el almacenamiento. De mi coleto, va que no tenía presente este significativo e inteligente texto, cuando en correrías por la vida, buscando y buscando, capturé primero en película y luego, mucho tiempo más tarde, en alguna trasnochada, sin sueño y con sueños, las fuí mirando como el monitor de mi computadora, hacía de aquellas imágenes, otras; de aquellas sensaciones, otras; de aquellos sentimientos, otros. Eso es lo que hay, sea esto poco o mucho, detrás de las fotografías para las cuales tomo en adopción esta terminología con cierto tufo eufemístico, de intervenidas. Realmente hasta donde me concierne, han sido poseidas, violadas y gozadas por quién sin derecho alguno, se creyó en el privilegio de ser su dueño.


Una mirada nunca es inocente. Busca mirar 

Arquero hoy de olvidados sueños
he flechado tu imagen
con un dardo imprevisto del recuerdo. 

Tiempo y Tiempo. Liber Falco

Estas imágenes  , bien sabido es que toda imagen cuenta de por si una historia,   no escapan a la regla . Hemos convivido momentos juntos y  son ahora el resultado  de aquellas emociones y de éstas nuevas, que para nada independientes se unen al momento de quedar satisfecho de ellas y de mi   intervención . El único mérito que acredito  reside en mi  atrevimiento de cruzar  entre sí dos  técnicas muy próximas al arte, o arte en sí mismo por si alguien con razón cuestiona, a la cuales llegué curioseando  aquí y allá, ensayando y errando;  a la fotografía en mis años mozos, a la informática en estos tiempos de no tanta mocedad.
La fotografía primero, la informática luego, han sido  amables  caminos  que me  han permitido  en niveles modestos  como el que les  presento , satisfacer demandas  de expresión, que honestas,  no tienen pretensión alguna, otra que hacerme sentir bien.




nave irreal                                                                                          foto de autor

del viejo mundo                                                                             foto de autor

viejos ruidos nocturnos                                                                    foto de autor

nave onírica                                                                                  foto de autor
de caminos y  desvíos                                                                      foto de autor
,
país de hadas                                                                                 foto de autor



tres deseos tres                                                 foto de autor

domesticándo(nos)                                                    foto de autor

taciturna casa de dios                                                                      foto de autor

ensueños                                                                                         foto de autor

 tres sueños tres                                       foto de autor

sueño de picaflor                                                                       foto de autor

eva                                                                                         foto de autor

amor y melancolías                                                                         foto de autor


pienso ergo sum                                                                            foto de autor

 gira vida...gira                                                                            foto de autor

 necesidades finitas                                                                        foto de autor

río hum querido , viejo vas a la mar                                              foto de autor




 Amigo Alter                                                                                              foto de autor


Dentro de mi,
otro... duerme.
En mi,
otro... espera.
Conmigo,
otro... sobrevive.

  j.n.viana/2008

Las fotografías , su procesamiento digital y los textos literarios son de mi autoría y sus derechos de mi propiedad

viernes, 15 de octubre de 2010

ALMAs tres

Nuevos cerrojos 


Fotocomposición  Yael.   e-mail: adelaida428@gmail.com

Para N.H.
Que de estas cosas  entiende  bastante.

Creo...
que en algún momento...
pasado el largo tiempo ingenuo,
sucederá.
Será desde el pasado
saldrán de la inocencia
vendrán desde  el aún es posible
desde ese extraño cuando
cuando era  lícito  estimar sin precio
entre otras cosas
fantasías y  sueños
y no llegaban  - aún -
invasoras
-ni se les espera-
impertinentes facturas
todas ellas con vencimiento,
inmediatas, urgentes,
-salvaje contado salvaje-
sin gracia alguna…
sin descuentos.
Será entonces,
creo,
el tiempo,
construido en  horas,
o en minutos trascendentes
o en risas amargas
o en dulces lágrimas dulces
será estoy seguro entonces
el tiempo padre y madre
el tiempo señor y amo
el tiempo amor y odio
el tiempo egoísta al fin
de cambiar  las cerraduras
absolutamente...todas
y las viejas llaves 
del alma vieja,
sin grandes rituales
sin ceremonias
arrojarlas
adornadas de pena
maquilladas sin gloria
en la misma corriente
de lenta eterna agua parda
que ya me conoce,
que ya recogió
en otros tiempos,
otras pobres cenizas
de otros tristes dolores.
j.n.viana
En Montevideo, en el trasnoche , después de tomar tranquilo …lo que fuere , pensar mi vida, pasada, presente, futura. 
Si es que éste-el futuro- existe.
 7 de mayo de 2005.

Fotocomposición : Yael . e-mail: adelaida428@gmail.com



Usuario: j.n.v. Contraseña: ******* Enter

Cuento               



A Noemia que no le gustan las pc

Ensimismado y en aire ausente, con  movimientos   lentos    de pausas y  largos de  suspensos  , el   hombre se acercó a la computadora que desde la luminosidad de su pantalla gris  lanzaba    monótonos y aburridos  caleidoscopios , que observados en la repetición  de sus secuencias parecían sumarle al normal fluir del tiempo,  además de  lo    inexorable   ,  un mudo mensaje de inevitabilidad  .
La observó  con curiosidad  y  se puso a rememorar uno a uno  los últimos y recientes episodios, tanto  los anteriores a su compra, es decir todo ese entusiasmo y proyectos que parecen crear espacios y más de las veces esconden vacíos, o por lo menos los disimulan, y los posteriores , que hacen a la actualidad. 
Recuerda perfectamente las enojosas gestiones para obtener el préstamo de dinero, las negociaciones para conseguir la mayor extensión posible del plazo de vencimiento ,  la  vendedora y su  profesional  sonrisa colgada siempre en su cara , sus  vendedoras polleras cortas y sus  lindas  piernas largas.
También   recuerda el esperado    episodio doméstico ,  la caja enorme subiendo escaleras y  el bullicio  alegre a su llegada al apartamento,  la ansiedad de ambos ante lo nuevo y la satisfacción del logro de lo deseado. También en nuestras cabezas  estaba la expectativa de la nueva tecnología hasta hace muy poco , temas   del futuro  y con ella la posibilidad cierta de acceso a  nuevos  espacios de información inconmensurables,  es decir todos esos etcéteras que anuncian y pronuncian las reglas  del mercado a través de sus  espacios  publicitarios,    y desde donde  también amenaza y condena a los herejes. Por eso  y todo eso ,  estábamos contentos y satisfechos. Luego, recuerda,  algunos pequeños problemas,  funcionales a la novedad y  celos menores  de  fácil arreglo , referidos a supuestas y siempre consabidas nunca cumplidas normas de uso, todo esto,   ya con la computadora  y su  cerebro  iluminando el dormitorio, donde luego de algunas negociaciones y débiles  negativas del hombre, habíase  al fin instalado la  imperturbable seriedad cibernética del nuevo habitante de la casa. También recordó, que  ya desde esa primera noche, comenzó  a no dormir como antes. De un tirón y sin pesadillas. Ahora le parecía reconocer en pequeños ruidos y los pequeños resplandores de las  luces de encendido de la máquina,  un algo ominoso que lo intranquilizaba . Para la  mujer,  desde el inicio congeniaron  vidas y actividades, a ojos vistas    se hicieron facilmente  compatibles. La rutina de los días, los de el hombre, a no ser la pérdida de aquel sueño tranquilo y feliz, transformado en otro cargado  de  pequeños  sobresaltos,  no  atribuible en aquel entonces a nada, se sucedían en la felicidad pasiva de la rutina. La mujer, ídem. Sin pérdidas. Por lo menos advertibles. Alguna vez, intentó aproximarse  al tema, compartir preocupación con su mujer,  el hombre recuerda especialmente una de estas oportunidades , en la penumbra del  dormitorio lleno aún el espacio de rutina conyugal, los dos enfrentando el techo, los dos extraviados en sus  pequeños espacios íntimos ,  abordó el asunto   con poco entusiasmo,  prejuiciando de puro conocerse, que no iba a ser capaz de explicarse, pero esa vez , recuerda que fue cuando mas cerca estuvo, de hablar, pero como lo preveía, lo suyo no pasó de un breve comentario, sin sostén de energía,  ni pretensiones. La mujer sin demostrar  ningún interés ni esforzarse en diálogos ni argumentos.  Dijo varios si, algunos te parece, y sin emoción un no final a tomar decisión ya,  siempre en aire lejano del tema. Todo acerca , único tema,  si habría sido buena decisión instalar la máquina en el dormitorio. Algo más tarde, sorpresa y alivio , se decidió,  opinión de la mujer,  mudarla  aquella misma noche al dormitorio  de huéspedes. A la tarde siguiente, al entrar a casa, no notó de inmediato   cambio alguno , hasta que su mujer  luego de  saludarlo, con la misma naturalidad afectuosa de siempre,  cerró detrás de si la puerta, y sin emoción alguna le dijo que se había instalado con la máquina en el dormitorio de visitas como habían convenido,  pasó a su lado, dejó en el aire el aroma de su perfume preferido   y se encerró  en su nuevo dormitorio. Desde allí, un día si y otro también,  el hombre  oía  repiquetear el sonar  jubiloso del teclado. A veces a altas horas de la noche. A veces a cualquier hora.  El tiempo no cuenta, no tiene ahora en este momento, idea alguna, quizás pasó todo ese tiempo que hoy lo hace sentirse tan viejo, lo que si sabe, es que cuanto mas acuchillaba   la máquina más chillaba, pero ahora que la tiene sujeta levantanda en el aire , cuando la estrelle en el piso, al lado  de su mujer muerta  ya no gritará  más y  su vida volverá a ser la de antes.       j.n.viana 1998



sábado, 9 de octubre de 2010

Minicuento Visual Experimental

¡Hay... diosmío!   ¿¡ Hay...!? j.n.viana


Prólogo  de j.n.viana


Capítulo Primero

Capítulo segundo

Capítulo tercero

Capítulo cuarto


Capítulo final. Volando al cielo.



capítulo  &/%=*-!¿



Capítulo &?%!-·


Epílogo 

"La vida son los caminos que van a dar a la mar....que es el morir."  Manrique



Palabras y  reflexiones finales . Administrador del blog
               

                                                    

El encanto del minimalismo : MINICUENTOS


Concurso TCQ. ( Te cuento Q) Auspicia  Ancel (Empresa estatal de Comunicaciones) ;  Biblioteca Nacional y periodístico cultural  Sopa de Letras  Radio Oficial Sodre. Uruguay.




Bases:
Se realizan en formato mensajes de texto y se envían por  teléfono celular.
Los textos deberán ser escritos en lengua castellana, podrán tener una extensión máxima de 160 caracteres (contando espacios) y deberán ser inéditos.

A modo de breve explicación



Estos concursos de cuentos ajustados a un formato tan sui-generis en su soporte ( la pantalla digital de un teléfono móvil o celular) como en su extensión,  fueron  convocados  en Uruguay por 3 años consecutivos  y despertaron curiosidad y atención de los medios locales   por la cantidad – algunos dicen que también por la calidad- de participantes.

La prensa mundial se ocupó  del asunto y  lo  recogió en su momento  como noticia. En lo personal participamos con obras - que destacamos a continuación - en 2 de los concursos y tuvimos  la satisfacción de resultar seleccionados en ambas oportunidades  entre los 100 primeros y ganarnos el derecho a ser parte del libro ( por supuesto un  pequeño gran libro tamaño teléfono celular).

Fue un hermoso y estimulante  desafío el intentar construir en  pocas palabras un texto que narre una historia.  Personalmente estimo que es una herramienta útil para todo creativo, el tener que manejar  la escasez dentro de  límites que rozan lo imposible. Estimula, irrita,  cuestiona, desafía, pero  también
enseña, y despierta no tengan dudas lo mejor que se  pueda tener  y desarrollar  en la tarea de vencer los obstáculos exigidos. 
Dejo a  consideración los resultados de esta curiosa forma de contar historias.








 1) - T cuento Q.   Minicuentos Año 2007 SMS vía Ancel  
            Obras presentadas al concurso:  41.622
        

Jurado:
Helena Corbellini; Mario Delgado Aparaín y Carlos Liscano  

Minicuento:

“No vi la mano. Sentí el cuchillo”.  j.n.viana

Premiado con  mención y publicación






   2) - T cuento Q . Concurso de Minicuentos  Año 2009.
          SMS vía   Ancel
   
            Obras presentadas a concurso:  26.108
        
Minicuento:

“Miró al otro rincón y lo que vió no le gustó. Le habló al  oído que estaba a su lado. Bajó del ring y se fue sin siquiera sacarse los guantes”.j.n. viana

         Premiado con mención y publicación.


       
Otros Minicuentos ( inéditos )

·       ¡Hay diosmío! ....¿ Hay...? j.n.viana

·       La lluvia fresca y clara bañaba su sonrisa;  perezosa , se   torna  rosada al paso por el feo agujero de su sien. j.n.viana

·       Miro el mar. En el horizonte, solamente  cielo y agua, no encuentro la silueta de mi pueblo. j.n.viana

·       Hermosa  y  ausente. Serena mira el mar enorme. Arregló su blusa azul, suspiró hondo y sin ruido desapareció en las  aguas. j.n.viana

·       ¿Vió que llueve?   No . .¿Parará?  No sé.  Puede que sea el diluvio.j.n.viana

·       Sola en la  mesa de bar. Hermoso  su rubio pelo, lenta su copa de vino rojo , en silencio  su misterio. Al piano, con  manos  inquietas, el hombre  espera lo inevitable. j.n.viana

·       Pensaba cambiar de planeta. En eso aterrizó el platillo  volador. Un gas verde formó  un dedo infinito. Me tocó, escupió fuego azul de fuerte olor a ajo , se fue y no me llevó. j.n.viana

·       Me siento  débil. Confirmo cosas.  Pienso otras.  Que la sangre es tibia. Que el puñal de borges  ha sido  una  vez  más,  feliz. j.n.viana

·      Iban tranquilos. La brisa  les alborota el pelo. Las manos tiernas, unidas,  dibujan , ha poco se tiran, concéntricas ondas en el  helado  río quieto. j.n.viana

·       Habló. Horas habló. Palabras invencibles. El tirón  de manga  le trajo de golpe ,  al diluvio, a  su empapado uniforme  y a su infinita soledad .j.n.viana

·       No pude comprenderme hasta ese día. Necesité estar ahí. Muerto.j.n.viana

·       La veía  en la parada. Esperando.  Empecé a soñarla. Un día lluvioso la encaré. Más que su boca, sus ojos tristes dieron un precio.j.n.viana

j.n.viana /2007/08













sábado, 2 de octubre de 2010

Recambio de ALMAs


En un momento dado
Del sobrevir,
ese extraño 
diario abrir de  puertas.
En esos momentos detenidos
que ocupan mis tiempos
o los gastan
o muchas más veces de las que quisiera
los desgastan,
noté...
- avisado por señales inequívocas-
-conozco sus sonidos-
que mi buena  alma original
acusa  desgaste.
Es aún, la que llegó conmigo
directamente
con soberbia de manual en varias lenguas
y alguna equívoca garantía
cosas  que  ahora que pienso
nunca entendí realmente.
Me tomó tiempo decidir.
Me pareció de simple  inteligencia
sustituirla.
Indico aquí  que le expliqué
que vendrían otras.
- Otras almas -
Agradecí sus servicios
destaqué esfuerzos y  tareas
dispuse los oros y las recompensas
Por supuesto dije
¡bien cumplidas!
fueron  balbuceos
que confieso culpables,
porqué no cobardes.
Le expliqué también que ahora
su trabajo
era hecho en equipo
que eran escasas
que ya casi no existían
almas  sin currículum
ocupadas  de  todo
todo el tiempo.
Que antes las cosas - como bien se sabe -
Eran diferentes
Que ahora no tanto
Que por lo tanto
Desde una gran oferta
había seleccionado algunas

En clave temática
Unificando  tareas.
Que habia en oferta
El alma del amor y el desengaño
El alma de  la amistad y la traición
El alma del goce y el dolor
Y también le dije, cada vez con menos pena
cada vez más culpable ,
que había presupuestado
a breve término
- Son hechas por encargue-
dice:
-El Gran Vendedor-
- desalmada sonrisa falsa -
Una específica ocupadas de venganzas.
Propias y ajenas.
Como oferta que acepté
vendrá  también  
un alma
que aunque no lo crea
se entiende específicamente  de  lo mezquino.
Se emocionó no hay duda de ello.
Sentí dentro de mi sus convulsiones.
Me pareció lloraba
cuando le dije
que  ella
por todos esos  años,
-Estoy seguro que se lo dije claro-
y le seguí diciendo
lo explicito porque 
 mientras,  también  lloro
le dije :
Quedó para ti el  ocuparte de mi.

j.n.viana.

Montevideo. Sábado 25 de setiembre 2010.


La  propuesta de ALMAs,    parte de  una  idea de bricolage. De texto infinito. Inconcluso  . Poseido y poseso  de  fragilidad  humana.  Abierto. Interminable.  Es decir permeable y ansioso de  cambios.  En ansiedad  por   nuevas ideas.  A la escucha  alerta  de  susurros de  creación. En ese espacio de dudas en donde se selecciona, es decir se opta. También sabihondos de que muchas más  veces de las que aceptamos,  realmente quienes  optan son  nuestros desalmados  severos cejijuntos  cancerberos. En este caso en que Recambio de ALMAs sale de su celda, es a los efectos de conocer que hay, que le dicen, que piensan, todos los otros que están, y quizá siempre han estado, fuera de la caverna cuyas paredes son las  que  yo conozco y  habitualmente miro. Espero entonces, es la invitación,  que algún día, en algún momento, lleguen a este almacén  esas opiniones e ir tejiendo con ellas un enriquecido nuevo texto que quizá al fin, llegue a ser otro.
j.n.viana.2/10/10





viernes, 1 de octubre de 2010

ALMAs

pá la noe

Noté,
en un momento dado
del  vivir,
ese extraño diario abrir de puertas
en que ocupo tiempos
y también los malgasto,
que mi alma original
daba señales,
- por cierto inequívocas-
de cansancio.
Decidí,
-alguna poca  duda desechada-
sustituirla.
Con culpas desapareciendo
tan veloces como los deseos,
hablé de  tareas cumplidas,
del hacer bien
y muy bien
que acompañara 
todo su trabajo.
Costó decirle que vendrían otras
especializadas,
que cada una a lo suyo,
temáticas,
configuradas según cada corazón
quiera,
que las habría una para cada etcétera
de los tantos,
especialmente algunas
dedicadas
al amor, al odio
y  por supuesto a las venganzas,
que una habría que entendiera
los vagos asuntos de lo mezquino.
Y bueno, traté de explicar
lo inexplicable.
Sentí - es cierto-
el hierro de su dolor,
me regresó callada fríos culpables,
me vi ,
-estimo que correctamente-
abyecto y cobarde.
Entonces me animé
entonces le dije,
puedes quedarte...
ocúpate de mi.

j.n.viana
Montevideo. Setiembre 29  de 2010

Poética cotidiana. Pedro Salinas. Poeta

La vida cotidiana  en su modernidad,  nos coloca en peligrosa proximidad  a   sus  perversiones .  Las  demandas materiales , hechas  desde el desear   necesidades imprescindibles, y desde el desconsuelo del espíritu,  de  si infinitas . Letales a nuestra armonía espiritual en sus consecuencias. Enfrentada a ellas  y en defensa, la más de las veces tan sólo  encontramos,  distraidas y desarmadas ,   la soledad de  nuestras miradas , ingenuas ante tanto poder. Deberíamos detener  la marcha . Deberíamos,  sastifecha la necesidad de alimento, ya en cobijo y seguridad, encendidos ya los fuegos de nuestros refugios, calmos ya, en descanso las angustias del porvenir y las ansiedades que las gestan, dejar a nuestro universo  simbólico en libertad plena  de hurgar profundo en nosotros y llegar al espacio del espíritu,  donde fácil, se acomoda y hospeda el   poeta.

Porque han sido parte hoy de mi vida cotidiana,  a la  que invadieron como buena medicina, dejo a Ustedes estos versos que me invitaron  a pensar   acerca de muchas cosas.
Pertenecen a Pedro Salinas, poeta español, nacido en Madrid en 1892 y muerto en Boston en 1951. Son mínima expresión de su importante obra.
Me llevó este trozo de su libro "La voz a ti debida" a instancias de reflexión  que quizás,  otros sesudos textos específicos , no siempre logran. De ahí que los comparto.

Tú vives siempre en tus actos.
Con la punta de tus dedos,
pulsas el mundo, le arrancas
auroras, triunfos, colores,

alegrías; es tu música.

La vida es lo que tú tocas.


De tus ojos, sólo de ellos,

sale la luz que te guía

los pasos. Andas

por lo que ves. Nada más.


Y si una duda te hace

señas a diez mil kilómetros,

lo dejas todo, te arrojas

sobre proas, sobre alas,

estás ya allí; con los besos,

con los dientes la desgarras;

ya no es duda.

Tu nunca puedes dudar.


Porque has vuelto los misterios

del revés. Y tus enigmas,

lo que nunca entenderás,

son esas cosas tan claras:

la arena donde te tiendes

la marcha de tu reló

y el tierno cuerpo rosado

que te encuentras en tu espejo

cada día al despertar,

y es el tuyo. Los prodigios

que están descifrados ya.


Y nunca te equivocaste,

más que una vez, una noche

que te encaprichó una sombra
- la única que te ha gustado -
Una sombra parecía.

Y la quisiste abrazar.

Y era yo.


Pedro Salinas.